CONSEJOS

para ayudar a proteger a su familia

CONSEJOS

para ayudar a proteger a su familia

¿Qué es un repelente?

Por naturaleza, los seres humanos son atractivos para los mosquitos: el calor de nuestro cuerpo, el ácido láctico que emitimos al sudar e incluso el dióxido de carbono que exhalamos atraen a los mosquitos. Los repelentes de insectos son sustancias diseñadas para evitar que los mosquitos se posen en la piel, trepen por ella o la piquen.

Los repelentes de mosquitos personales tienen diversas formas, como lociones, sprays en aerosol y toallitas húmedas, y contienen ingrediente activos como DEET y picaridina. Pueden aplicarse directamente sobre la piel o la ropa. Vea las instrucciones de uso.

Los repelentes de área, o espaciales, pueden usarse para reducir los encuentros entre seres humanos y mosquitos en un área extensa, incluso asientos al aire libre, un jardín o incluso dentro del hogar. Pueden proteger a los seres humanos de las picaduras de mosquitos en una amplia gama de actividades, desde juegos al aire libre hasta fiestas familiares.

La eficacia del repelente y la duración de la protección pueden variar considerablemente. Por lo general, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) afirman que, “las concentraciones más altas del ingrediente activo brindan mayor tiempo de protección, sin importar cuál sea el ingrediente activo”. Sin embargo, una concentración más alta de un ingrediente activo no significa que el producto repelerá mejor a los mosquitos.

Si viaja, asegúrese de comprar repelentes personales. Puede encontrar estos productos en farmacias, supermercados, ferreterías o en línea. Al comprar repelentes, siempre busque las concentraciones del ingrediente activo apropiadas para su actividad y aplique o use el producto conforme a las instrucciones del fabricante.