INFORMACIÓN

de nuestros expertos en mosquitos

INFORMACIÓN

de nuestros expertos en mosquitos

¿Debo preocuparme por el embarazo y el Zika?

Lo que ha llamado la atención de las autoridades de salud en todo el mundo, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos y el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC), son las preocupaciones sobre posibles defectos congénitos vinculados al virus del Zika.

El 1 de febrero de 2016, el director general de la OMS declaró una emergencia de salud pública de alcance internacional, en relación con grupos de casos de microcefalia y trastornos neurológicos en algunas áreas afectadas por el virus del Zika. El 7 de abril de 2016, la OMS indicó que existía un consenso científico de que el virus del Zika puede causar microcefalia y síndrome de Guillain-Barré, y los CDC declararon el 13 de abril de 2016 que existía evidencia suficiente para afirmar de manera definitiva que el virus del Zika causa microcefalia.

La microcefalia es un defecto congénito poco usual, en el cual un bebé nace con cabeza y cerebro de tamaño menor al normal. Las organizaciones de salud están planificando más estudios para conocer más sobre los riesgos de la infección con el virus del Zika durante el embarazo.

Aunque las autoridades de salud, como la OMS, OPS, CDC y ECDC, no han llegado a la conclusión de que el virus del Zika está causando microcefalia, sí están advirtiendo a las mujeres embarazadas que eviten viajar a zonas donde existan brotes del virus del Zika. También les recomiendan a las mujeres embarazadas que viven en áreas donde hay brotes que tomen precauciones adicionales para protegerse contra las picaduras de mosquitos.

Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas o que piensan embarazarse pospongan sus viajes y que consulten con su médico antes de viajar a zonas con brotes del Zika.

La información y las circunstancias cambian constantemente, por lo cual las mujeres embarazadas deberán consultar los sitios web de la OMS, OPS, CDC o ECDC para obtener la información más actual.